sábado, 20 de octubre de 2012

Una fiesta pirata

Para el primer cumpleaños de mi pequeño decidimos organizar una fiesta pirata.

Para decorar la comida he utilizado estos dibujos gratuitos para imprimir y decorar la comida en cottage-industrialist.com


Con gelatina neutra, colorante para comida azul y una naranja podéis hacer estos divertidos y originales barcos pirata. Tanto la gelatina como el colorante es ápto para celíacos.




También hicimos unos cupcakes. Podéis encontrar la receta para hacer la cobertura básica para cupcakes aquí



Y en ninguna fiesta de cumpleaños puede faltar el pastel. El papel fue un regalo de mi cuñada y es una auténtica maravilla.



sábado, 13 de octubre de 2012

Desafio dormitorios infantiles de bla*d

Este mes el nuevo desafio es sobre dormitorios infantiles. Vaya!!! Que bien!!!, pero si lo se en el anterior enseño otras paredes de mi casa en lugar del dormitorio de mi niño para no ser tan repetitiva.

Pero no voy a negar que estoy encantada con el dormitorio de mi pequeño. Es la estancia preparada con más amor, en la que muchos de los elementos de la habitación los confeccioné yo misma durante nuestra espera.
Pusimos nosotros el papel y muchos de los elementos los he hecho yo a mano como la casita de pájaros, el móvil o la cesta de fieltro donde guardamos los juguetes del pequeño.

Aquí podéis ver el móvil de pájaros con más detalle. Me encanta como queda con el papel pintado. Además, fue uno de mis primeros trabajos de patchwork que hice.
Y la casita que hice reutilizando un brick encaja perfectamente con el papel y el móvil.
La cuna es en la que durmieron mis sobrinos mayores, mi hizo muchísima ilusión que mi hermana me la diera, se que la guardaba con mucho cariño.

 


Podéis ver con mejor detalle la mecedora y un cojín con forma de perro que le hice a mi pequeño.
 
También decidimos poner debajo de la ventana un estante a la altura del niño para guardar sus cuentos. La idea era que él puediera tener sus cuentos a mano. Al principio me arrepentí de la idea, el niño se dedicaba a tirar los cuentos, pero ahora me alegro mucho, agarra el que más le gusta y me pide que se lo lea.


En la otra pared puse una cómoda lacada en blanco y encima un cambiador, así cuando el niño sea mayor puedo aprovechar la cómoda.


También decidimos poner los colgadores a su altura para que él pueda colgar sus chaquetas y la bolsa para la guardería.